¿Cómo se juega al póker en el casino?

Hablando de Poker

Existe una gran variedad de juegos de casino que usualmente se dividen en dos: las máquinas tragamonedas y los que se juegan en las mesas. En estas últimas podemos encontrar la ruleta, el blackjack y el más popular de todos: el póker. Pero… ¿realmente sabes cómo se juega al póker en el casino? Aquí te vamos a explicar lo básico para que puedas sentarte en una mesa y estar a la altura de las circunstancias.

En el caso del Texas Hold’em, el más conocido y usual método para jugar póker en el casino, se reparten dos cartas a cada jugador y se colocan 5 más que se usarán de manera comunitaria. Estas últimas se irán develando, fase a fase, y serán las encargadas de darle los emotivos giros a cada una de las rondas, y por ende, las decisiones en cuanto a apostar, cuánto aumentar o cuándo retirarse de cada jugador.

Lo básico

El póker se juega con una baraja de 52 naipes y siempre de manera individual. En la mesa pueden estar entre 2 y 7 jugadores y, además, el dealer o repartidor. El sentido del juego siempre es siguiendo las agujas del reloj, y el objetivo es lograr la mejor combinación de cartas para así llevarse el pozo final, que es la suma total de las apuestas que se realizan a lo largo de las diversas rondas.

Las apuestas

Si te preguntaste cómo se juega al póker en el casino probablemente una de las primeras cosas que debas saber es el tema de las apuestas. Para comenzar, se recomienda establecer un monto límite a jugar, para no apostar más de la cuenta y pasar un divertido y entretenido momento. Una vez definido el monto vamos con las apuestas.

Los momentos de apostar en el póker están divididos en cuatro fases: Preflop, Flop, River y Turn. En cada una de ellas, incluso desde la primera, todos los participantes de la ronda tendrán la opción de apostar o no, siguiendo un patrón u orden con un monto máximo a apostar. Según las reglas de cada mesa, esto puede variar.

El Preflop es la ronda inicial de apuestas, y los jugadores únicamente sabrán las dos cartas que tienen en la mano. Luego, cuando se muestran 3 de las 5 cartas del pozo comunitario, se dará el Flop, ya que los jugadores podrán pensar más en sus respectivas apuestas pues tendrán cinco naipes para poder armar su mejor mano.

La llamada River, la tercera fase de las apuestas, se realiza después de mostrar la cuarta carta en común, mientras que la última fase, Turn, al mostrar la quinta y última carta. Eso sí, para que un jugador pueda pasar de una ronda a otra debe ir igualando la apuesta más alta. Justamente por esto es que cada ronda funciona como un filtro, en el que los jugadores van aumentando el monto o retirándose al no sentirse confiados con sus respectivas manos.

Las manos en el póker

Cuando hablamos de las manos que uno puede tener en el póker nos referimos a las combinaciones de naipes con las que jugaremos cada partida. Estas combinaciones son las que servirán para definir quién es el ganador de la partida, y van desde la carta más alta hasta la famosa y excesivamente difícil escalera real de color.

En primer lugar, y el método más sencillo de determinar al ganador, es mediante la carta más alta. Esto se utilizará si y sólo sí existe un empate entre dos o más jugadores. Luego tenemos la “Pareja”, que son dos cartas del mismo valor y otras tres distintas. En caso de empate nos volvemos a basar en cuál es la “Pareja” más alta para definir al ganador.

“Doble Pareja” (dos parejas de cartas en la misma mano) y “Trío” (tres cartas del mismo valor y dos de valor distinto) le siguen en la escala -de menos a más- para definir al ganador. Luego tenemos el llamado “Full House”, que son tres cartas del mismo valor y una pareja de valor distinto. “Color” se refiere a tener cinco cartas del mismo palo (por ejemplo, 5 de espadas).

Finalmente, las tres manos más poderosas que se pueden conseguir en la mesa son: “Póker”, que se refiere a tener cuatro cartas del mismo valor y una diferente; “Escalera de Color”, que se da al conseguir cinco naipes consecutivos del mismo palo; y finalmente “Escalera Real de Color”, que le gana a todas las demás manos porque se trata de tener, de manera consecutiva, desde el 10 hasta el AS del mismo palo.

Ahora que ya sabes cómo se juega al póker en el casino estás listo para ir a tentar el azar y pasar un entretenido momento, siempre de manera responsable. Eso sí, si podemos darte un consejo adicional sería que primero vayas a iniciar sesión en Betfair y pruebes todas las opciones de póker online para que vayas practicando. Finalmente, es la práctica la que hace al maestro, ¿cierto?.

Author: Lorraine George